Coup!

(...) su mundo era el mío desde hacía incontables milenios.